San Francisco de Asís

Escultura de bulto redondo, del siglo XVII de estilo barroco, y autor anónimo.

Se sitúa en el lado del evangelio. Es Una de las mejores tallas del Santuario.

La obra está de pie sobre una peana barroca y toda ella es de madera policromada. Se utilizó la técnica del estofado, aunque no de manera abusiva. El plegado de su vestimenta cae en vertical y es recogido por un cordón a la cintura.

Su rostro y manos, son delgados y finos, y su mirada se fija en la cruz; en una actitud contemplativa y mística mientras recibe los estigmas.

Después del grave incendio del convento, ésta escultura, estuvo temporalmente en la Iglesia Catedral de Nuestra Señora de los Remedios.

Plano del santuario